Salud

Los 9 beneficios del vino que no conocías

Vino tintoDescorchas una botella después de un día agotador en la oficina y gota a gota el vino llena tu copa. Entonces te preguntas a ti mismo ¿Debería estar bebiendo vino? Teniendo en cuenta que intentas alimentarte de forma saludable, haces ejercicio, también yoga e incluso tal vez quieres hacer una dieta bajar de peso.
¿Es posible que estés negando tus esfuerzos solo con un par de tragos de esta bebida?  ¿Beber una copa de vino varias veces a la semana podría estar teniendo un impacto negativo en tu salud?

A menos que hayas estado viviendo bajo una roca, probablemente ya hayas oído que el vino es beneficioso para el corazón. Pero claro, esto no es lo que te preocupa; ya haces ejercicio y te alimentas bien, por lo que sabes que tus capacidades cardíacas están en óptimo estado.

Pero más allá de lo bueno que pueda ser para el corazón, el consumo de vino presenta beneficios que casi con seguridad no has escuchado jamás.  La mayoría de ellos son generados por un compuesto que el vino posee, conocido como resveratrol. Algunas plantas producen resveratrol para combatir bacterias y hongos; o para poder soportar sequías y falta de nutrientes. Las uvas, los manises, los arándanos, las cerezas y las moras son algunas frutas que poseen dicho compuesto. Y aunque se lo considera el principal responsable de lo beneficioso que pueda ser beber vino, aislar y consumir resveratrol por sí solo no genera los mismos resultados,  dándonos a entender que hay toda una constelación de ingredientes en el vino que aún hace falta estudiar con mayor profundidad.
A continuación compartiremos hechos científicamente comprobados acerca de cómo el beber vino puede tener un impacto positivo en nuestro cuerpo. ¿Estás listo?
Aquí vamos:

1. Prolonga las expectativas de vida

Es correcto. En la isla griega conocida como Icaria, la gente posee el promedio de vida más alto de todo el mundo. El New York Times la calificó una vez como La isla en la que la gente olvidó cómo morir. El consumo diario de vino parece ser uno de los factores más influyentes en este curioso resultado, así como incluir muchas frutas y verduras, disminuyendo tanto como se pueda el consumo de productos animales.

Un estudio del 2007 sugiere que el procyanidin, compuesto encontrado en el vino tinto, ayuda a promover la salud cardiovascular. No es casualidad entonces que los vinos producidos en áreas como el sur de Francia y Sardinia, donde la gente tiende a vivir más, posean una alta concentración de este compuesto.

Según investigadores de la Escuela Médica Harvard, el procyanidin y resvaratrol activan de forma directa proteínas que mejoran la salud y aumentan la longevidad al aumentando la actividad de un grupo particular de genes que se encargan de proteger al cuerpo de enfermedades relacionadas con la vejez.

2. Mejora tus habilidades cognitivas

El vino (particularmente el tinto), podría ayudarle a mejorar su memoria de corto plazo. En un estudio del 2013 se demostró que los participantes que habían consumido resveratrol habían aumentado de forma significativa su capacidad para retener palabras y mejorado el rendimiento en áreas como la formación de nuevas memorias, aprendizaje y emociones.

3. Mejora la piel de tu rostro

Nuevamente el resveratrol demuestra lo beneficioso de su consumo. Este sería capaz de inhibir el crecimiento de las bacterias que causan el acné. La aplicación de cremas basadas en este compuesto no ha demostrado ser efectiva, de modo que sigue siendo más barato aprovecharse de esto bebiendo vino que gastando un dineral en cremas caras. Si quieres verte mas joven, ya sabes que hacer.

4. El vino podría ser mejor que el gimnasio

No para el crecimiento de masa muscular, claro. Pero científicos de la universidad Alberta en Canada encontraron que el resveratrol mejora las funciones del corazón, cerebro y salud de los huesos, de la misma forma en que el ejercicio lo hace. Ahora imagina lo positivo que es hacer ambas cosas a diario! Si deseas bajar de peso, el vino es un buen detalle en tu alimentación.

5. Mantiene a raya a la depresión

Tu sabes bien que el vino sirve para relajarse, pero ¿sabías que puede funcionar como un poderoso antidepresivo? Investigadores españoles encontraron que hombres y mujeres que consumían de 2 a 7 copas de vino por semana tenían posibilidades menores de ser diagnosticados con depresión. Desde luego, otros factores como el estilo de vida u otro tipo de alimentos podrían influenciar los resultados, pero el consumo de vino se mantuvo como una variable casi constante.

6. Reduce (no aumenta!) el riesgo de sufrir enfermedades del hígado

Este estudio puso en jaque a la arraigada creencia de que todas las bebidas alcohólicas eran muy perjudiciales para el hígado. Beber vino con moderación (y con esto nos referimos a una copa por día), podría disminuir la posibilidad de sufrir esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). Aquellos que beben vino con moderación, disminuyen a la mitad el riesgo de sufrir EHNA, en comparación a los abstemios. En tanto que quieres beben licor o cerveza con moderación, poseen 4 veces más chances de sufrir dicha enfermedad.

7. Promueve la salud ocular

El resveratrol evita el crecimiento fuera de control de vasos sanguíneos en los ojos, según un estudio realizado por la Universidad de Medicina de Washington en St. Louis. Esto ayudaría en el tratamiento de la retinopatía diabética y otras enfermedades relacionadas con el deterioro macular por la edad. Debemos señalar que puntualmente este estudio fue realizado en ratones,  y aunque las pruebas debidas en humanos no fueron hechas aún, se trata de un comienzo prometedor.

8. Mantiene tus dientes como perlas

¿Sabias que beber vino protege a tus dientes de las bacterias? Ya hemos mencionado las capacidades antibacteriales del vino para con la piel, pero este es otro hecho menos conocido. Utilizando 5 de las placas comúnmente presente  en los dientes, los científicos notaron una degradación casi completa de las bacterias al aplicarles una fina capa de vino tinto.

9. Regula el nivel de azúcar en sangre

En el vino tinto abunda la presencia de compuestos conocidos como polifenoles. El polifenol del vino interactúa con las células encargadas de la acumulación de grasa y regulación del azúcar en sangre. Tan efectivo es dicho conjunto de químicos que en un estudio del 2010 producido por la Universidad de Recursos Naturales y Estilos de Vida en Vienna, demostró que una sola copa de vino tiene la misma capacidad para mantener a raya la diabetes tipo 2 del mismo modo que cualquier otra droga de mercado. Excelente dato para incluir el vino en nuestra dieta anti-diabetes.

También te podría interesar…

Deja un comentario