Recetas

Salsa de coco

En la cocina, a la hora del postre, una cubierta adecuada puede cambiar por completo la apariencia de una preparación. La salsa de coco es una salsa dulce de receta asiática, ideal para acompañar los postres de esa región, como el arroz dulce con tiras de mango. Pero puedes usarla para darle un toque exótico a tu repostería, bizcochos, pasteles y ensaladas de fruta. No dejes de probar esta exquisitez.

La salsa de coco, como toda confección dulce, aporta bastantes carbohidratos, al mismo tiempo que muchas  calorías. Esto la convierte en una importante fuente energética. Sin embargo hay que tener en cuenta que su aportación de minerales también es destacable, en especial cobre, manganeso y potasio. Contiene por otra parte vitamina A, vitamina C y vitamina B6. Pero tiene pocas fibras y proteínas.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínas Fibras
100 g227,614,9 g890 mgr3,6 g3,5 g

Ingredientes:

  • 400 ml de leche de coco
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharada de almidón de maíz

Preparación:

Pon una cacerola a fuego medio y agrega en ella los ingredientes, comenzando por la leche de coco, luego añade la sal, posteriormente el azúcar y por último el almidón de maíz. Remueve bien a medida que añades cada uno de los ingredientes, y continúa removiendo mientras la preparación se calienta; comenzará a espesar una vez hayan transcurrido unos 2 minutos. Cuando comience a burbujear, retírala del fuego. Continúa removiendo la salsa por otro minuto.

Vierte la salsa de la olla a una salsera o recipiente adecuado para servir. Al momento de utilizarla, sólo viértela sobre el postre de tu preferencia. Un ejemplo de uso de la salsa es sobre un flan, sobre un helado, o sobre una ensalada de frutas. Una preparación típica es el arroz dulce, que se sirve con unas rodajas de mango y se adereza con la salsa de coco.

También te podría interesar…

Deja un comentario