Recetas

Rollitos dulces de mozzarela fáciles de preparar

La repostería del Medio Oriente es rica en postres de sabor delicado y exótico, muchos de los cuales son de confección sencilla. Estos rollos dulces de mozzarella son un cjemplo de ello. Son una adaptación de la receta libanesa original, usando ingredientes de más fácil adquisición. Pero mantienen su delicadeza y elegancia, de modo que puedes presentarlos y quedar muy bien.

Los rollos siguen siendo altos en calorías, pero el contenido de carbohidratos es moderado. Son ricos en calcio, y ofrecen un pequeño aporte de hierro y proteínas, además de vitamina A y vitamina C. Por otra parte, el contenido de fibra de la preparación en pequeño.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínasFibras
30 g17017,9 g340 mg8 g1 g

Ingredientes:

Para el sirope:

  • 2 tazas de azúcar granulada
  • 1 taza de agua
  • Un chorrito de jugo de limón
  • 1 ½ cucharadita de agua de azahar

Para los rollos:

  • 1 taza de agua
  • ½ taza de azúcar
  • 1 taza de harina fina de sémola
  • 300 g de mozzarella
  • 1 taza de cerezas deshuesadas, cortadas en tiras
  • 2 tazas de pistachos
  • 2 cucharadas de agua de azahar

Para el relleno:

  • 400 g de mascarpone

Preparación:

Sirope: En una cacerola pequeña, mezcla agua y azúcar y jugo de limón a fuego alto hasta que hierva. Baja luego a fuego medio. Deja que vuelva a hervir y lleva a fuego bajo, dejándolo cocer por 10 minutos. Tomará consistencia de miel. Retira del fuego y mezcla con agua de azahar. Deja enfriar a temperatura ambiente.

Rollos: Calienta agua y azúcar a fuego medio-alto, removiendo para disolver el azúcar. Cuando hierva, añade la harina y mezcla bien hasta que espese un poco. Baja a fuego medio, añade queso y agua de rosas, hasta que el queso se derrita y se forme una masa suave. Deja enfriar lo suficiente para poder manejarla.

Separa la masa en mitades: cubre una de ellas y coloca la otra entre dos hojas de envoltorio plástico. Extetiende con el rodillo a un rectángulo de 23 x 33 cm. Quita el plástico de arriba y corrige el rectángulo cortando la orillas con un cuchillo.

Llena una manga pastelera con el mascarpone, y haz una línea por el borde largo, separado 2 cm de este. Puedes también untarlo con una cuchara. Ayudándote con el plástico que está debajo, enrolla la masa sobre el relleno justohasta que cierre. Corta a lo largo de la masa y retira el rollo. Vuelve a aplicar relleno y repite el procedimiento dos veces más. Corta los rollos en segmentos de unos 4 cm. Repite todo con la otra mitad de la masa.

 

Haz un arreglo con los rollitos en una bandeja. coloca sobre cada uno un poco de pistachos molidos, y algunas tiras de cereza. Cubre con un toque de sirope.

También te podría interesar…

Deja un comentario