Pastel de maíz y calabaza

Entre sus principales propiedades de la calabaza y del choclo,  destacan el aporte de aminoácidos que nos brinda, la presencia de ácido oleico, palmítico y silícico. Las vitaminas son otro de los componentes presente en la calabaza y el maíz, sobre todo la vitamina A y B, además de varios minerales necesarios para mantener una dieta correcta.

Ademas de los nutrientes mencionados la calabaza y el choclo coinciden en el contenido de fibra dietética y la cantidad de minerales presentes como lo son el potasio, calcio, hierro entre otros que mantienen la salud cardiovascular, la tensión arterial equilibrada. Junto a esto es un alimento que nos ayuda a mejorar los síntomas del reumatismo, ya que es un buen diurético y en casos de artritis e inflamaciones articulares se encarga de ayudarnos a frenar los líquidos que en la mayoría de los casos causan dolores frecuentes en personas mayores y no tan mayores, este pastel es una receta recomendada para los mayores del hogar, dietas blandas, buena digestión y función intestinal.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínasFibras
500gr120  5 gr135 gr15gr 89 mg

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de puré de papas
  • 1/2 kilo de puré de calabaza
  • 1 taza de choclo desgranado (elote)
  • 1/2 taza de queso fresco (cuartirolo, port salut)
  • 1 cebolla mediana, rehogada en aceite de oliva
  • 3 cucharadas de queso parmesano
  • 2 huevos batidos

Preparación:

 Preparar el puré de papa y el puré de calabaza. Agregar a cada uno 1 cucharada de mantequilla o mantequilla de maní si se es vegano, un poco de leche y condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.
Reservar. Luego enharinar y engrasar ligeramente una tartera de bordes altos y espovorear con pan rallado. Forrar el fondo con el puré de papas.  Disponer la cebolla rehogada en un poco de aceite sobre el puré. Agregar el choclo y cubrir con las tajadas de queso fresco y agregar los huevos.  Con el puré de calabaza armar la tapa del pastel, de manera que los bordes se cierren con los huevos. Colocar el queso parmesano. Rocia un poco de aceite y cocinar en horno moderado, precalentado a 180º hasta que la cubierta esté dorada y el huevo del borde firme. Te recomendamos servir como contorno o como plato principal o con una ensalada verde.

Imagen por defecto
Claudia Ceballos
Claudia es una docente venezolana egresada del Instituto Pedagógico de Caracas, en el área de Biología y Biotecnología. Posee una Maestría en Tecnologías de Información y Comunicación. Además tiene amplia experiencia como redactora web en temas de salud, ciencias, fitness y estilo de vida saludable.
Deja una respuesta
array(0) { }