Recetas

Mini pizza casera con tomates y aceitunas

Una forma de comer pocos carbohidratos y más vegetales y más contenido de minerales como el potasio, hierro, calcio y sodio y componentes como la vitamina C más aceites esenciales es preparando en casa estas ricas mini pizzas que te puedes comer como snack a media tarde y no te deja nada mal frente a tus amigos o visitas, tampoco si quieres hacer algún tipo de ejercicio físico por las tarde, te comerás algo nutritivo, saludable y calo rico para esas tardes de mucha actividad.

Este pequeño pero maravillo snack está pensado para las dietas fitness y para atletas que deben aumentar su ingesta calórica y mejorar la actividad física y el rendimiento en la actividad que realices. La energía que proviene de los carbohidratos y los vegetales involucrados en estas deliciosas pizzas mini, contribuyen con el entrenamiento del cuerpo y aporta nutrientes. Esta mini pizza además es tan muy fácil de hacer ya que hemos utilizado mini bases de pizza. Es la mezcla de coberturas, que van desde aceitunas y jalapeños a tomates cherry o cubo de tomates grandes que hace que este bocadillo sea muy emocionante. Si agregas queso y hierbas la mini pizza cubierto con aceituna, jalapeño y tomate quedaran muy aromáticas y gustosas, no te las pierdas por nada

Información nutricional:

Porción Calorías Carbohidratos Minerales Proteínas Fibras
1/12 150 10,7 g 261 mg 16 g 19,2 g

Ingredientes:

  • 12 mini base de pizza
  • Aceite de oliva para lloviznar
  • 1/4 taza de aceitunas negras picadas
  • 1/4 taza de jalapeños picados
  • 1/4 taza de mitades de tomate cherry o tomate en cubitos
  • 1 taza de queso procesado rallado
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 1 cucharadita de hierbas mixtas secas (Romero, Albahaca y orégano)
  • Sal al gusto

Preparación:

 Extienda las mini bases de pizza en una bandeja para hornear engrasada. luego agregue un poco de la cobertura preparada con todos los ingredientes de la receta sobre cada base de pizza. Rocíe un poco de aceite de oliva uniformemente sobre él. Hornear en un horno precalentado a 200 ° C durante 12 a 15 minutos o hasta que el queso se haya derretido. Servir inmediatamente.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

También te podría interesar...

Leave a Reply