Mermelada de zanahoria

Esta es una sencilla y antigua receta para una mermelada de consistencia delicada y sabor único. El ingrediente central es una raíz muy versátil, que pasa con éxito de ensaladas y sopas hacia el terreno de la repostería y confitería: la zanahoria. Anímate a prepararla y deslumbra a tus comensales.

La combinación de zanahoria y cítricos proporciona un afortunado aporte de vitamina A y vitamina C, minerales, come hierro, zinc y magnesio, así como fibras y carbohidratos. El contenido de calorías es elevado por la adición de azúcar, en tanto que la mermelada contiene pocas proteínas.

Información nutricional:

Porción Calorías Carbohidratos Minerales Proteínas  Fibras
1 cda 50 13 g 380 mgr 0,1 g 0,9 g

Ingredientes:

  • 2 kg de zanahorias
  • 1 kg de azúcar
  • 1 limón
  • 2 naranjas
  • 1 cucharada de raíz de jengibre pulverizada
  • 2 hojas de laurel

Preparación:

Lava y limpia las zanahorias. Sumérgelas en agua fría por media hora. Luego ponlas a cocer en agua hirviendo con una poca de sal hasta que estén tiernas. Cuélalas, y cuando estén escurridas, tritúralas en el procesador hasta formar un puré.

En una olla, coloca el azúcar con medio litro de agua. Lleva a hervor hasta que se disuelva. Agrega el puré de zanahoria, y la ralladura de las cáscaras de limón y de naranja, las hojas de laurel, el jengibre y el jugo del limón y las naranjas. Cocina a fuego lento, removiendo hasta que alcance la consistencia de mermelada.

Guarda en frascos esterilizados.

Imagen por defecto
Claudia Ceballos
Claudia es una docente venezolana egresada del Instituto Pedagógico de Caracas, en el área de Biología y Biotecnología. Posee una Maestría en Tecnologías de Información y Comunicación. Además tiene amplia experiencia como redactora web en temas de salud, ciencias, fitness y estilo de vida saludable.

Deja una respuesta