Recetas

Hummus casero de garbanzos

Esta es la receta de una crema base muy propia del Mediterráneo y del Medio Oriente. Se usa como aderezo, como dip o como untable en emparedados y preparaciones de pan de pita. El hummus tiene un sabor suave pero característico, que hace que se le tome gusto de inmediato. Añade un toque exótico a tus preparaciones con esta deliciosa crema.

Esta crema goza de mucho aprecio porque es bastante moderada en su contenido de calorías, mientras que otros valores nutricionales son muy buenos. Aporta suficientes carbohidratos, y es extraordinaria fuente de proteínas. Se pueden hallar en ella minerales como hierro, potasio, calcio, y sobre todo magnesio. Y no se pueden olvidar sus aportes de vitamina A y vitamina B6.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínasFibras
100 g166 Kcal14 g157 mg8 g6 g

Ingredientes:

  • 250 g de garbanzos cocidos
  • ¼ taza de jugo fresco de limón
  • 1 taza de semillas de sésamo descascaradas
  • 3 a 4 cucharadas de aceite de canola
  • 1 diente de ajo pequeño, machacado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, y un poco más para servir
  • ½ cucharadita de comino molido
  • Sal para sazonar
  • 2 a 3 cucharadas de agua
  • Paprika molida para decorar

Preparación:

Con las semillas de ajonjolí y el aceite de canola, prepara una crema tahini: tuesta ligeramente las semillas de ajonjolí en una sartén amplia, durante 3 a 5 minutos hasta que cambien ligeramente de color; no deben volverse oscuras. Muélelas en en procesador por un minuto, agrega el aceite de canola, una pizca de sal y procésalas por 3 minutos más.

Toma  ¼ de taza de esta crema en el procesador y añade el jugo de limón y procesa por un minuto. Añade el aceite de oliva, el ajo, el comino y ½ cucharadita de sal, y procesa por un minuto más. Añade poco a poco los garbanzos previamente escurridos, mientras procesas por unos 5 minutos. Durante la preparación de la tahini y del hummus, debes detenerte ocasionalmente para despegar las cremas del fondo y paredes del bol. Si el hummus aún se ve espeso o grumoso, añade 2 o 3 cucharadas de agua mientras procesas, para que alcance la consistencia cremosa que desees.

Sirve en un bol para dip, con un chorrito de aceite de oliva y un toque de paprika.

También te podría interesar…

Deja un comentario