Helado de avena y coco

Los helados siguen siendo postres que nunca pasan de moda. A pesar de los sabores exóticos que se estilan hoy día, hay sabores clásicos que pocas veces se ponen en práctica. Esta vez, presentamos un helado delicioso que incorpora avena y coco, además de un leve toque de dátiles. ¡Y es muy fácil!

Esta versión del helado no contiene lácteos ni huevos, por lo que es muy ligero. La inclusión de avena lo hace rico en fibras, que son reforzadas por el coco. Alto en carbohidratos, vitaminas y minerales, en especial magnesio y potasio. Del mismo modo, contiene proteínas vegetales provenientes más que todo de la avena.

Información nutricional:

Porción Calorías Carbohidratos Minerales Proteínas  Fibras
100 g 368,5 kcal 30,01 g 580,7 mgr 8,18 g 9,67 g

Ingredientes:

  • 1 lata de leche de coco
  • ½ taza de agua
  • 1 ½ taza de avena en hojuelas
  • 3 a 5 dátiles deshuesados (se pueden sustituir por ciruelas pasas)
  • una pizca de sal

Preparación:

Pon todos los ingredientes en la licuadora, y licua bien hasta que obtengas una mezcla cremosa. Pásala al refrigerador por una hora, para que su consistencia se haga espesa y suave. Vuelve a licuar, y vierte en un recipiente para helados, o un bol. Pasa la mezcla al congelador, licuando cada media hora con una licuadora de mano, de preferencia. Repite esto cuatro veces. Cuando vayas a servir, deja reposar 5 minutos para que gane algo de suavidad y puedas servir con la cuchara.
Los dátiles o ciruelas pasas le darán al helado el necesario dulzor. Pero si te apetece y no te causa problemas, puedes agregar una cucharada de azúcar a la mezcla original.

Imagen por defecto
Claudia Ceballos
Claudia es una docente venezolana egresada del Instituto Pedagógico de Caracas, en el área de Biología y Biotecnología. Posee una Maestría en Tecnologías de Información y Comunicación. Además tiene amplia experiencia como redactora web en temas de salud, ciencias, fitness y estilo de vida saludable.

Deja una respuesta