Recetas

Salsa casera de tamarindo para dip

A la hora de presentar snacks para las reuniones informales entre amigos, o para invitados ocasionales, dice mucho de nosotros el presentar opciones novedosas y sobre todo, deliciosas. Tal es el caso de esta exótica salsa casera para dip a base de tamarindo, que se puede servir con camarones o tiras de pollo empanizadas, así como empanaditas o aros de cebolla. ¡Sorprende a tus invitados!

El tamarindo es ampliamente conocido por sus propiedades al favorecer la función digestiva. Esta preparación posee un contenido calórico moderado, así como su aporte de carbohidratos.  Ofrece poca fibra pocas proteínas, pero es muy rica en minerales como calcio, potasio, hierro y magnesio. Es también importante su contenido de vitamina C, vitamina A y vitamina B6.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínasFibras
16 g4411 g640 mg2,8 g5 g

Ingredientes:

  • 15o g de pulpa de tamarindo
  • 2 tazas más 2 cucharadas de agua fría
  • 1 raíz de gengibre de 2½ cm, pelada y rallada
  • 3 dientes de ajo, machacados
  • 3 cucharadas de azúcar, o un poco más para la sazón
  • 1 cucharada de salsa de chile y ajo
  • 2 cucharaditas de salsa de pescado
  • 1 cucharadita de salsa de soya
  • 2 cucharadas de almidón de maíz

Preparación:

Combina el tamarindo con dos tazas de agua en una cacerola pequeña y pon a hervir a fuego alto. Retira del fuego y deja reposar para que el tamarindo se suavice, unos 15 minutos. Puedes ayudar al suavizado, desmenuzando la pulpa con una cuchara.

Cuela esta preparación, presionando sobre la pulpa para extraer todo el líquido que se pueda. Desecha la pulpa y las semillas y regresa el líquido a la cacerola. Añade el jengibre, el ajo, las tres cucharadas de azúcar, la salsa de chile y ajo, la salsa de pescado y la salsa de soya y deja que hierva a fuego alto. Baja la llama y deja la cocción por 5 minutos, removiendo con frecuencia.

Bate el almidón de maís con las dos cucharadas de agua. Cuando la mezcla esté cremosa, agrégala a la salsa de tamarindo mientras sigues batiendo hasta que la salsa espese, alrededor de un minuto. Retira del fuego y deja que se enfríe. Antes de servir, rectifica la sazón, añadiendo azúcar si hace falta para compensar la acidez del tamarindo.

Esta salsa se puede conservar en recipiente hermético por hasta una semana.

También te podría interesar…

Deja un comentario