Recetas

Churros de papa con salsa de pimientos rojos

Los churros son casi siempre un postre o golosina, que se sirve con chocolate y bastante azúcar. Pero, ¿qué tal darle un giro sorpresa a este platillo? A base de papas, y una salsa de pimientos, se logra una sorprendente receta de churros con la que puedes atreverte a cambiar la perspectiva de tus comensales.

Es un platillo que modera muy bien las calorías, y el contenido de proteínas. Tiene un buen aporte de fibras y carbohidratos, al no exagerar el contenido de papa. Minerales como sodio, potasio, calcio, hierro y magnesio, así como vitamina A, vitamina B y vitamina C, recibirán un importante refuerzo con este delicioso plato.

Información nutricional:

PorciónCaloríasCarbohidratosMineralesProteínas Fibras
100 g26431 g215 mgr6 g1,2 g

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de mantequilla
  • ½ taza de harina de papas
  • ½ taza de harina para todo uso
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • ½ cucharadita de sal marina
  • ¼ cucharadita de polvo para hornear
  • 2 huevos

Salsa de pimientos rojos:

  • 4 pimientos rojos
  • 1 diente de ajo, pelado
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 6 tomates cherry
  • Sal marina y pimienta
  • 4 ½ tazas de aceite vegetal
  • ½ cucharadita de paprika

Preparación:

Derrite la margarina en una cacerola mediana y cuando esté líquida, retira del fuego y agrega poco a poco, y mezclando con una cuchara de madera, la harina, la sal, el azúcar y el polvo para hornear. Cuando todo esté bien incorporado, agrega los huevos uno por uno, y termina de mezclar bien. Pasa la mezcla a una manga pastelera de punta estriada, y refrigera.

Para la salsa de pimientos, precalienta la gratinadora; corta los pimientos a la mitad, y retira las semillas. Ponlos en una plancha aceitada sobre la gratinadora, y déjalos gratinar por 15 a 20 minutos. Luego llévalos a una bolsa plástica para conservar su propio vapor por 20 minutos. Luego de eso, retirales la piel, y llévalos a la licuadora con el ajo, los tomates y el aceite de oliva. Licúa hasta mezclar bien, y sazona con ajo y pimienta.

Calienta el aceite vegetal. Cuando esté bien caliente, usa la manga para verter los churros directamente en el aceite, cortando las tiras cada 10 cm. Deja que se frían parejo hasta que doren un poco. Sácalos y escúrrelos en una servillerta. Rocíalos con paprika, y sírvelos con la salsa.

También te podría interesar…

Deja un comentario