Alimentación

Increíbles bebidas para adelgazar: licuados, jugos e infusiones

bebidas para adelgazar

No hay nada más frustrante que intentar perder esos últimos kilos de más.

Ya eres responsable yendo al gimnasio al menos tres veces a la semana, preparas tus propios almuerzos saludables, y eliges tomar las escaleras en lugar del elevador cuando es posible.

Pero si estás luchando por perder esos kilos para utilizar ese ‘look matador’ en el próximo evento, puede que necesites cambiar un poco tu enfoque hacia lo que estás bebiendo.

Quiero dejar esto claro: las bebidas para perder peso no deben sustituir una alimentación saludable.

Por otro lado, cuando añades estas súper bebidas a tu dieta saludable actual y rutina de ejercicios, te ayudan a acelerar tu metabolismo y disminuir los deseos de comer durante el día para que no estés consumiendo calorías de más y las que consumas rindan adecuadamente.

Sin más preámbulo, aquí están mis 13 bebidas favoritas para esos cuantos kilos.

H2O al rescate

1. Agua

vaso de agua

Todos sabemos que debemos tomar grandes cantidades de agua cada día, aún así muchos fallamos al hacerlo.

Ya sea por la falta de sabor o las frecuentes idas al baño, la relación amor/odio con el agua debe acabar, especialmente si tu meta es perder peso.

Un vaso de agua puede mejorar tu metabolismo en un 30% durante 90 minutos, pero si eso no te convence, aquí tienes otra motivación.

Los participantes en este estudio que bebieron una vaso de agua antes de cada comida presentaron un incremento del 44% en su pérdida de peso durante 12 semanas.

No sé tú, pero más del 40% de pérdida de peso puede resultar ser toda la diferencia necesaria para deshacerte de los kilos sobrantes sin cambiar tu dieta o hábitos de ejercicio. Yo apuesto todo a este pequeño cambio.

La clave es beber agua durante el día en lugar de beber todo en una comida. De hecho, yo dejaría un espacio de 20 minutos antes de comer luego de haber bebido un vaso de agua para no sentirme llena al estar comiendo.

2. Agua de limón

agua con limon

De acuerdo, ahora que hemos pasado la conversación sobre agua, quiero poner manos a la obra.

En lugar de buscar esas gaseosas llenas de azúcar, opta por un poco de agua de limón cuando necesites algo de sabor.

Durante tus comidas, el limón te ayuda a digerir lo que estás a punto de comer, al mismo tiempo que ayudará a mejorar tu metabolismo después de haber acabado.

¿Quién no querría esto luego del almuerzo?

No más reuniones incómodas en la tarde o cenas a altas horas de la noche que no te permiten dormir por estar muy lleno (lo que de todos modos es mala idea).

Y si comienzas tu día con agua de limón, estarás incluso en mejor forma.

Agregar una exprimida de limón a tu agua tibia apenas te levantas activará tu metabolismo y  digestión, procesos importante para perder peso.

Hasta diría que el agua de limón es mejor que el café matutino ya que no te dejará tan deshidratado como podría hacerlo el café.

3. Agua de coco

agua de coco

El agua de coco es una bebida que muchos consideran orientada a la pérdida de peso.

Con 46 calorías por taza, el agua de coco da un cambio de sabor bajo en calorías con propiedades que reducen el colesterol de acuerdo a un estudio publicado en el Diario de Comida Medicinal.

En ese estudio, ratas que bebieron pequeñas cantidades de agua de coco experimentaron disminución en los niveles de lipoproteínas de baja densidad y triglicéridos (colesterol malo).

Así que si dejar de tomar bebidas dulces como las gaseosas o el jugo de naranja suena difícil por perder el sabor, tu mejor alternativa para consumir menos calorías es el agua de coco.

Soy consciente de que algunas marcas están cargadas de azúcar y pueden opacar los beneficios que buscas si no eres precavido. Haz una investigación antes de comprar.

Las infusiones y la cafeína

No es necesario que compres los lujosos tés e infusiones que se han puesto de moda en Instagram por sus propiedades de desintoxicación y cómo ayudan a adelgazar.

Lo que sí puedes hacer es buscar tés que ayudan recortar los kilos de más y revitalizar tu metabolismo.

4. Té blanco

te blanco

El té blanco es uno de mis favoritos gracias a su ligero sabor; es completamente opuesto al té negro con respecto a esto.

Mientras el té negro puede resultar más amargo, el té blanco tiene un sabor más sutil. es por esto que siempre recomiendo que los bebedores de té principiantes comiencen con té blanco. Aunque es más común encontrar té oscuro en los restaurantes, el té blanco es más gentil con el paladar.

Investigadores encontraron que el té blanco descompone las grasas y previene la formación de células de grasa.

Probablemente una de mis características favoritas del té blanco – aparte de sus beneficios para la pérdida de peso y alta cantidad de antioxidantes – es el hecho de que no es tan procesado como otras variedades.

Además, cuando se prepara sólo con agua caliente, es una opción libre de calorías, lo que resulta perfecto para aquellos que buscan disminuir las calorías sin sacrificar sabor.

5. Té de oolong

te de oolong

El oolong y rooibos son dos tipos diferentes de té que la mayoría de las personas no tiende a consumir, pero este no debería ser el caso, especialmente porque son excelentes para adelgazar.

Un estudio conducido por el Centro de Investigaciones de Nutrición Humana de Beltsville y presentado en LiveStrong examinó los efectos del consumo de té de oolong durante tres días. Los investigadores encontraron que aquellos que bebieron 4 tazas de té (en comparación a 4 tazas de agua) tuvieron 3% más consumo de energía y quemaron 67 calorías más que los compañeros bebiendo agua.

Si estos beneficios no son suficientes, el estudio también encontró que el grupo que bebió té mostró 12% más oxidación de la grasa, lo que significa que estás loco si rechazas un té de oolong la próxima vez que tengas esta oportunidad de quemar grasas.

6. Rooibos

te de rooibos

No dejes que este nombre te confunda. El té de rooibos es tan fácil de hacer como el té de oolong y tiene beneficios similares en cuanto a pérdida de peso.

A diferencia del té blanco, verde, de oolong y negro (que provienen de la misma planta), el de rooibos es en realidad un té de hierbas que viene de la planta de rooibos (interesante, ¿no?).

De cualquier modo, el rooibos comparte algunas cosas con el té verde en particular: contiene flavonoides beneficiosos. Estos son en esencia, un tipo de antioxidantes que ayuda a combatir los radicales libres causados por problemas como la polución y una dieta pobre.

El té de rooibos también contiene otro antioxidante que resulta está relacionado con la pérdida de peso: catequinas.

Durante un estudio, investigadores examinaron los efectos de las catequinas provenientes de beber té y encontraron que su consumo diario resultó en peso, índice de masa corporal, circunferencia de la cintura, grasa en el cuerpo y grasa subcutánea “significativamente menor” en los participantes.

Las sorprendentes catequinas también pueden ser encontradas en el té verde y el té de oolong.

7. Té verde

te verde

De acuerdo a un estudio presentado en un artículo del Dr. Mercola algunos beneficios del té verde hacia la pérdida de peso son:

  • Puede incrementar el metabolismo
  • Puede prevenir el desarrollo de células de grasa
  • Puede ayudar a desechar la grasa

¿Qué no es bueno de esto?

El té verde también tiene una pequeña cantidad de cafeína, que puede ser otra razón por la que ayuda a acelerar nuestro metabolismo.

Cambiemos ahora un poco y veamos algo con ligeramente más de sabor: té de menta.

8. Té de menta

te de menta

¿Alguna vez has bebido un poco de jugo de naranja luego de cepillarte los dientes?

No sabe muy bien, eso es seguro.

Bueno, es algo similar a cómo funciona la menta. Altera tu paladar para deshacerse de esas ganas de golosinas luego de una comida.

De acuerdo a una investigación publicada en la Revista de Medicina Neurológica y Ortopédica:

“Personas que han olido hierbabuena cada dos horas perdieron un promedio de 2.2 kg al mes. La menta envía señales al cerebro de que es tiempo de dejar de comer”.

Ahora, puede que te veas algo loco oliendo hierbabuena todo el día, así que mejor quédate con el té de menta para ayudarte a perder peso sin verte extraño en la oficina.

9. Café

cafe negro

Nunca he sido el tipo de persona que necesita café todas la mañanas, pero conozco a otros que no pueden trabajar sin él.

Quizás están envueltos en algo, porque cuando se trata de pérdida de peso, el café es una alternativa que vale la pena considerar.

Como menciona la dietética registrada Kathy Taylor:

“Algunos estudios han demostrado que beber café con cafeína puede incrementar levemente la pérdida de peso o en realidad prevenir la ganancia de peso al suprimir el apetito o deseo de comer”.

Taylor continúa diciendo que el café:

“También puede ayudar a quemar calorías estimulando la termogénesis – la forma en que nuestro cuerpo genera calor metabolizando alimentos. Por último, la cafeína actúa como diurético haciéndonos perder agua así que hay una pérdida temporal de peso”.

Ahora, no significa que puedas vivir únicamente de café pues privarte de comer nutrientes importantes puede ralentizar tu metabolismo. Es mejor beber una taza al día si el peso del agua es un inconveniente.

Siempre ten en mente: por cada taza de café que bebas, necesitarás añadir una taza de agua a tu dieta para combatir la posible deshidratación.

Alternativas cargadas de sabor

10. Chía fresca

chia fresca

Debido a mi obsesión con las semillas de chía, he encontrado muchas maneras de utilizarlas en todo, desde budín de chía hasta esta antigua bebida mexicana conocida como chía fresca.

En The Huffington Post se dice que la chía fresca puede ser utilizada como una excelente bebida para antes del ejercicio también.

Y prepararla es así de fácil:

  • Agrega las semillas de chía y agua a la jarra o vaso donde prepararás la bebida. Revuelve bien. Si las semillas se van hasta el fondo, mejor utiliza una jarra con tapa para poder agitar.
  • Deja reposar durante 10 minutos.
  • Añade jugo de limón y edulcorante si deseas algo más de sabor.
  • ¡Disfruta!

Las semillas de chía se expandirán en tu estómago, así que te mantendrás lleno y no tendrás ganas de golosinas, además el limón mejorará tu metabolismo.

Si además utilizas agua de coco como base, estarás atacando estos kilos de más con el triple de poder quemador de grasa.

11. Jugo de aloe vera

jugo de aloe vera

Investigación y Práctica sobre Obesidad publicó un estudio que examinó qué sucedería si se diera esteroles vegetales encontrados en el aloe vera durante 35 días a ratas obesas. Los resultados mostraron que la composición corporal de las ratas mejoró.

¿Y acerca de los humanos?

Un estudio más pequeño con participantes obesos que sufrían de diabetes o eran considerados potencialmente diabéticos a los que se les dio complejo de gel de placebo o aloe vera durante ocho semanas, mostró que aquellos que consumieron aloe vera “perdieron más peso y grasa corporal que aquellos ingiriendo placebo”.

Considera que el aloe vera es un laxante natural, lo que puede parecer grandioso para la pérdida de peso, pero puede causar daños con la pérdida de fluidos y electrolitos. Además, algunas personas han reportado efectos secundarios como diarrea, náuseas, vómitos, y calambres en el estómago, así que lo mejor es ir con calma si se trata de esto.

12. Jugos de vegetales

jugo verde de vegetales

No debe sorprender que esté recomendando jugo de vegetales al tratarse de pérdida de peso ya que los vegetales son muy importantes para nuestros cuerpos.

Un estudio encontró que “adultos que bebieron por lo menos medio vaso de jugo vegetal como parte de su dieta perdieron 1.8 kg durante 12 semanas, mientras que aquellos que siguieron la misma dieta y no lo bebieron sólo perdieron 0.45 kg”.

Adicionalmente, “los bebedores de jugos de vegetales también tuvieron una mayor ingesta de vitamina C y potasio, mientras que disminuyeron su consumo general de carbohidratos”.

Pero, no todos estos jugos son buenos para ti.

Los recién exprimidos pueden ser excelentes, pero pueden estar cargados con muchas frutas, haciéndolos contenedores de grandes cantidades de azúcar.

Aunque, si decides escoger los que poseen súper alimentos para potenciar la pérdida de peso como la col, el pepino, el limón o la manzana, puede que logres cumplir tu propósito de bajar algunos kilos.

También debes ser cuidadoso al hacer estos jugos, pues a veces las cáscaras comestibles y llenas de fibra son dejadas de lado en el proceso.

La fibra es esencial para mantenernos llenos y regular nuestro tracto digestivo, así que estarías perdiendo estos beneficios si desechas las cáscaras al preparar estos jugos.

También debes tener cuidado con algunas de estas bebidas compradas en tiendas como el V8, ya que pueden no ser tan saludables como dicen ser.

Ahora que tienes esta lista, no debes tener problemas al atacar esos kilos de más. ¡Alcanzarás tu meta muy pronto!

Recetas para hacer tus tragos


¿Qué bebidas para la pérdida de peso en esta lista has probado? ¡Me encantaría saber qué otras opciones utilizas!

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

También te podría interesar…

One comment

  1. 1

Deja un comentario