Alimentación

Sorprendentes propiedades y beneficios del tomate

Propiedades y beneficios del tomate

Esta deliciosa y dulce fruta (que la mayoría considera un vegetal) es uno de los alimentos pilares mas flexibles que existen en todas las cocinas del planeta.

Personalmente, tengo que admitir que nunca aprecie los diferentes matices del tomate hasta que empecé a viajar. 

Mi primer experiencia reveladora con este simpático fruto rojo ocurrió cuando visite el país reino del tomate, la hermosa Italia. Les juro que la variedad de tomates que probé ahí, no se comparan con ningún otro lugar, la explosión de sabores fue inigualable.

Cuando regrese de mi viaje, empece a formar una «amistad» con el tomate jajaja. Me convertí en una verdadera fanática.

Desde salsas, purés, tomates cherry, tomates secos, les di todos los usos posibles. Son el bocadillo perfecto para condimentar nuestras comidas.

Dicho esto, aquí algunas razones por las que debe incorporar los tomates en su menú de todos los días:

1. Licopeno ¿El antioxidante mas fuerte que existe?

Pasta de tomate

Si le preguntas a cualquier profesional de la salud por los beneficios del tomate, es muy probable que mencione al licopeno.

En los países occidentales, el 85% del licopeno ingerido proviene de productos a base de tomate.

Pero… ¿Qué es este mágico ingrediente?

El licopeno es un carotenoide con considerables propiedades antioxidantes responsable del color rojo intenso de los tomates. También es considerado el carotenoide con mayor grado de antioxidantes.

Mientras mas rojo sea el tomate, mayor cantidad de licopeno tendrá.

El licopeno también puede proteger  nuestras células inmunes de los radicales libres, unas moléculas que pueden dañar gravemente las células y el ADN.

Aparte de luchar contra los radicales, el licopeno también:

  • Disminuye el colesterol
  • Mejora el sistema inmune
  • Reduce los coágulos de sangre
  • Previene el endurecimiento de las arterias
  • Disminuye los riesgos de accidentes cerebrovasculares

Ahora, presten atención, para poder disfrutar de los beneficios del licopeno, necesitan cocinar los tomates o elegir opciones procesadas a base de tomate, ya sea jugos o salsas.

Como ustedes sabrán, yo soy la reina de las comidas orgánicas sin procesar, pero en este caso, cocinarlo rompe las paredes celulares del tomate para que nuestro cuerpo pueda darle uso a sus nutrientes.

Según un estudio, «cocinar los tomates 2 minutos, 15 minutos y 30 minutos, aumenta los niveles de licopeno en un 6%, 17% y 35% respectivamente».

Y para que puedan comparar, una rebanada de tomate crudo contiene aproximadamente 500 microgramos de licopeno, mientras que dos cucharadas de salsa de tomate contiene casi 14.000 microgramos. Considerable diferencia!

Solo debes asegurarte de no agregar cantidades salvajes de azúcar en salsas o pastas pre-cocinadas. Generalmente, las salsas que se compran en el supermercado contienen 12 gramos de azúcar por cada media taza, lo que equivale a tres sobres individuales de azúcar.

2. Grandes cantidades de carotenoides

Plato de tomates

Los carotenoides son fitoquimicos que le dan color a las plantas, y al mismo tiempo las protegen de los radicales libros inducidos por el sol.

Cuando piensas en ello, las plantas se pasan toda su vida bajo el sol, por lo que los carotenoides que las protejan tienen que ser muy fuertes.

Hay cuatro carotenoides principales:

  • Luteína
  • Alfa-caroteno
  • Beta-caroteno
  • Licopeno

Cada uno de estos colabora para que nuestro cuerpo se mantenga saludable. Pero cuando estos cuatro se unen y trabajan en sinergia, maximizan sus atributos enormemente.

No peles la piel del tomate!

Al igual que muchas otras frutas y verduras, las pieles son comestibles y muy pero muy saludables. Tienen altas concentraciones de carotenoides y flavonoles.

Un estudio demostró que la pasta de tomate que incluía la piel, fue absorbida mejor por las células que la pasta de tomate sin piel.

Como si todo esto no fuera suficiente, cuando combinas el tomate con grasas saludables como el aguacate o el aceite de oliva, nuestros cuerpos absorben entre 3 y 15 veces mas carotenoides.

3. Previene el cáncer

tomate y cancer

Como si el licopeno no fuera lo suficientemente milagroso, también se lo ha vinculado con la prevención de ciertos tipos de cáncer.

Los investigadores que realizaron un estudio para evaluar esta relación, notaron que las personas con dietas ricas en productos a base de tomate, con cantidades equilibradas de licopeno, tuvieron  31% menos de riesgo de desarrollar cáncer de páncreas que aquellos que tenían dietas con valores altos y bajos de carotenoides.

John Erdman, profesor emérito del departamento de ciencias de la alimentación humana en la Universidad de Illinois, explica que:

«Hay un fuerte apoyo epidemiológico que vincula el consumo de productos derivados del tomate y la reducción del riesgo de cáncer de próstata».

Algo sorprendente es que, cuando se combina el licopeno de los tomates con el beta-caroteno del brócoli, puedes aumentar el efecto anticancerígeno.

Según un estudio, los tumores de próstata crecieron con mayor lentitud en las ratas que consumieron tomate y brócoli en comparación con aquellas que solo consumieron brócoli.

Otro estudio realizado por el departamento de salud publica de Harvard, descubrió que los hombres jóvenes con dietas ricas en beta-caroteno tenían mayor protección contra el cáncer de próstata.

Esto no deja afuera a las mujeres, hay estudios que demuestran que las concentraciones de carotenoides en los tomates pueden evitar el cáncer de mama.

4. Combate la inflamación

vitaminas y tomates

¿Necesitas otra razón para comer la piel de tu tomate?

Ademas de darle las gracias al licopeno por sus beneficios anti-inflamatorios, hay otros dos amigos muy importantes que combaten la inflamación.

La quercetina y el kaempferol, dos compuestos flavonoides súper antioxidantes que se encuentran en la piel del tomate. Estos dos flavonoides han sido investigados por su capacidad de impedir la inflamación del cuerpo.

Ademas, un estudio doble ciego demostró que «beber un vaso de jugo de tomate al dia puede reducir los niveles sanguíneos de factor de necrosis tumoral alfa hasta en un 35%».

El factor de necrosis tumoral alfa causa inflamación en nuestro cuerpo debido a ciertas enfermedades crónicas degenerativas, tales como afecciones cardíacas, osteoporosis, Alzheimer, etc

Al reducir la inflamación del cuerpo, permites que hormonas como la leptina trabajen de manera mas eficiente. La leptina colabora en la perdida de peso, el control del apetito y el estimulo del metabolismo.

5. Mejora la salud ocular

ojos saludables

La vitamina A ayuda a la superficie ocular, las membranas mucosas y la piel a evitar bacterias y virus, lo que reduce el riesgo de infecciones oculares y problemas respiratorios.

Tener niveles bajos de vitamina A significa que sus ojos tendran dificultades para detectar luz y enviar la información visual al cerebro. Esto ultimo puede conducir a la ceguera.

Lo ideal es obtener entre 700 y 900 mcg de vitamina A todos los días, dependiendo el sexo y la edad. Tan solo una taza de tomates cortados le dará aproximadamente el 50% de la dosis diaria necesaria.

Pero la vitamina A no es el unico a favor de nuestra salud ocular.

El tan mencionado licopeno y la luteína y zeaxantina también previenen la degeneración macular, y puedes encontrarlos a todos ellos en los tomates.

La luteína y  zeaxantina son los únicos carotenoides que se encuentran en la retina y el cristalino del ojo. Filtran la luz y eliminan los rayos perjudiciales que pueden dañar el tejido ocular.

Ya que nuestro cuerpo no produce luteína y zeaxantina de forma natural, debemos consumir 12 mg de ambos por día. Buenas noticias: una taza de tomates ofrece hasta 220 mg!

Parece que el potasio también esta presente en el tomate…

6. Gran fuente de potasio

Tomate y mozzarela

Generalmente, si buscamos obtener potasio buscamos una banana, pero… ¿adivinen qué?

Un tomate maduro contiene 430 miligramos de potasio, casi el 10% del potasio requerido por día.

Un estudio realizado en 5.000 hombres que consumieron mas de 4.000 mg de potasio diario, descubrió que esto redujo a la mitad las probabilidades de desarrollar cálculos renales en comparación con aquellos que consumían cantidades por debajo de los 3.000 mg diarios.

El potasio también reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares, equilibra la presión arterial, previene enfermedades cardíacas, y ayuda a la relajación muscular.

Marcos Houston, director del Instituto de Hipertensión del St. Thomas Hospital, explica que:

«El aumento en la ingesta de potasio, en conjunto con una disminución en la ingesta de sodio, es el cambio mas importante en una dieta para disminuir el riesgo de accidentes cardiovasculares».

Según otro estudio, los participantes que consumieron 4.000 mg de potasio diarios, redujeron las posibilidades de morir por enfermedades cardíacas en casi un 50% en comparación con aquellos que consumen 100 mg de potasio al día.

Bastante sorprendente ¿no?

7. Previene enfermedades cardíacas

Tomate y corazon

Al iniciarte en la dieta mediterránea, encontraras muchísimas recetas con tomates. Y hay una muy buena razón para esto!

Diversos estudios encontraron que las personas que practican una dieta mediterránea tienen menor riesgo de morir por enfermedades del corazón debido al consumo de aceite de oliva y productos a base de tomates.

Los tomates son una increíble fuente en licopeno, beta-caroteno, ácido fólico, potasio, vitamina C, flavonoides y vitamina E, las cuales protegen a las lipoproteínas y células vasculares de la oxidación, que es lo que causa la acumulación de placa en las arterias.

Dos estudios, uno realizado en participantes saludables, y otro en diabeticos tipo 2, mostró que aquellos que consumían tomates y sus derivados, tuvieron una gran disminución de los niveles de colesterol malo y presión arterial.

Como hacer salsa de tomate


¿Eres una fanática del tomate como yo? Deja tu comentario!

También te podría interesar…

Deja un comentario