Alimentación

Por qué la manteca de karité no sólo es útil para tu piel

Crema-de-karité

La mantequilla de Karité o Shea butter en ingles, es uno de los tantos productos alimenticios que que son comúnmente utilizados como productos de belleza, sin embargo, también tiene algunos usos que podrían darle un toque extra saludable a nuestras comidas.

Nunca nos atreveríamos en utilizar los productos de belleza más populares del mercado en nuestros platos, y mas si pensamos en todos los químicos que estos contienen.

// Sin embargo, la mantequilla de Karité no solo no tiene químicos y es totalmente natural, también es un aditivo delicioso y saludable en nuestra dieta.

¿Qué es y para que sirve la mantequilla de Karité pura?

karite-echo-de

La mantequilla de Karité proviene de la fruta del árbol de nuez de karité (o vitellaria paradoxa), la cual crece en África Occidental.

El fruto del árbol de nuez de Karité tiene un grandisimo valor nutricional.

Cuando se seca y se separa la cascara, esta puede ser triturada, asada y molida para separar los aceites de la nuez.

Lo que resulta en una crema pastosa, es la famosa mantequilla de Karité, un aceite comestible que se utiliza en diferentes alimentos, incluyendo el chocolate al cual le añade la suave textura y sus varias propiedades nutricionales.

Y como usted probablemente ya sabe, la mantequilla de Karité también es utilizado como un hidratante altamente eficaz que protege y rejuvenece la piel.

Beneficios nutriciónales

Karité-crudo

Las nueces de karité y la mantequilla de karité son una buena fuente de vitaminas A y E, antioxidantes y los ácidos grasos todos proporcionan un importante beneficio para la salud de nuestro organismo.

Vitamina A – Esta vitamina desempeña un rol importante en todo lo relacionado con el crecimiento óseo, nuestro sistema inmune y nuestro sistema reproductivo, y como si fuera poco, también cuida nuestra salud ocular. Aunque normalmente se consumen las cantidades de vitamina A diarias en  cualquier dieta balanceada, si por algún motivo careces de esta vitamina en tu régimen alimenticio, la adición de mantequilla de karité a su cocina puede ayudar en una deficiencia de este nutriente.

Vitamina E – Ayuda a mantener el tejido óseo, cardíaco y de los órganos, también ayuda con la salud de la piel y del cerebro. También  puede disminuir los riesgos de problemas oculares relacionados con el paso del tiempo.

Antioxidantes – La mantequilla de karité contiene multiples antioxidantes como las catequinas  (también se encuentran en el té verde y la canela). Como recordara, estos antioxidantes ayudan a combatir el proceso de envejecimiento y proporcionan muchos beneficios para la salud incluyendo la prevención de ciertas enfermedades y varios tipos de cánceres.

Ácidos grasos esenciales – La mayoría del perfil de los ácidos grasos de la mantequilla de Karité se compone de ácidos esteárico y oleico. Sustituir las grasas trans o las grasas artificiales por los ácidos  esteáricos puede resultar en una reducción significativa del riesgo de contraer enfermedades crónicas.

Además de eso, las dietas con mayores cantidades de ácidos oleicos tienen muchos beneficios incluyendo un mejor control de la diabetes y la regulación de la insulina.

Ahora es bastante fácil observar como podemos beneficiarnos  de la mantequilla de karité en nuestras vidas pero vamos a echar un vistazo a algunos otros beneficios:

La mantequilla y aceite de karité tienen propiedades antinflamatorias

dolor-del-cuerpo

¿Tienes dolores frecuentes? ¿Alguna picazón en tus musculos? ¿Te duelen las articulaciones? ¿Estas preocupado por las arrugas?

Bueno todo es parte de envejecer y todos estos resultados vienen por la inflamación  dentro de nuestro cuerpo. Estas cosas suceden naturalmente para todos, pero nuestros hábitos pueden ayudar a disminuirlo exponencialmente.

Los científicos de la Universidad de Nihon estudiaron el efecto de las grasas del Karité en ratones  y registraron“actividad antinflamatoria” en el organismo de los ratones como consecuencia del karité. El estudio encontró que las nueces de Karité poseen cantidades significativas de materiales antinflamatorias y anticancerigenos.

Así que la adición de Karité en su estilo de vida puede ayudar no solo a proteger su sistema inmunológico de la inflamación, también a evitar el paso del tiempo.

Equilibrar los niveles de colesterol

dolor-de-cuerpo

¿Existen grasas que puedas consumir con un efecto beneficioso en sus niveles de colesterol?

Le respuesta es, si puedes.

Hemos hablado en el pasado de los aceites esenciales como el aceite de coco, así como alimentos ricos en grasas saludables como el aguacate.

Los científicos de la Sociedad Americana de Nutrición Clínica encontraron que comparado con el aceite de palma y el aceite de girasol, la mantequilla de karité afecta favorablemente a los lípidos de nuestra sangre.

Ahora, este no es un pase libre para abarrotarse de mantequilla de karité, pero si debe considerarlo como un reemplazo para otros aceites a la hora de equilibrar sus niveles de colesterol.

Rica en antioxidantes

Piel-joven

Como hemos mencionado anteriormente, la mantequilla de karité es rica en antioxidantes entre ellos los polifenoles (micronutrientes a base de plantas) como catequinas y esteres cinámicos.

Para refrescarnos la memoria rápidamente, explicare de manera breve como los antioxidantes trabajan para mantenernos sanos y más jovenes.

El Dr. K. Sandeep Prabhu de la Universidad Penn State explica ampliamente que los antioxidantes tienen la “capacidad de neutralizar las moléculas dañinas en nuestras células”. Estas moléculas dañinas se llaman “radicales libres”.

Los radicales libres pueden causar reacciones negativas en nuestro cuerpo, ya que al ser diferentes a muchas moléculas, contienen electrones impares.

Prabhu afirma que “los electrones impares hacen que los radicales libres sean altamente reactivos y en este caso puedan causar daño atacando los componentes de nuestras células e incluso causar efectos cancerigenos en nuestro cuerpo”

Lo que necesitas saber es que los antioxidantes neutralizan los radicales libres y como resultado, pueden proporcionar numerosos beneficios para nuestra salud.

Un sustituto saludable del aceite

aceite-de-karite

Ahora que ya hemos repasado algunos de los grandes beneficios de la mantequilla de Karité, vamos a hablar de cómo comerla.

Una buena opción es utilizar la mantequilla de karité como un sustituto del aceite. La parte mas cremosa se puede utilizar como sustituto de la manteca al momento de hacer productos horneados.

También puedes intentar agregar una cucharada de mantequilla de karité cruda en batidos o incluso extenderlo en una tostada como si fuera mermelada.

La forma más fácil para aplicarla en nuestros platos es derretirla en un sartén antes de comenzar a cocinar.

Para ser franco, la mantequilla de karité aun se utiliza poco en el mundo alimenticio, menos del 0,01% de los aceites comestibles normalmente poseen karité. A pesar de sus múltiples beneficios, la karité aun es una alternativa en pleno descubrimiento.

Como humectante

karite-no-solo-para-el-cuerpo

 

Ningún articulo de la mantequilla de karité estaría completo sin una descripción detallada de como beneficia nuestra piel.

Si es lo suficientemente segura para el estómago, y también es suficientemente seguro para la piel.

Piel Seca – La mantequilla de karité es utilizada comúnmente como una crema hidratante, pero es también es clínicamente apta para tratar eccemas leves y moderados incluso tambien puede ayudar a tratar inflamaciones presentes en la piel.

Un estudio en el Journal of Cosmetic Dermatology demostró que los efectos antiinflamatorios fueron útiles para disminuir los signos y síntomas de eccema en personas.

Producción de Colágeno – La vitamina A en la mantequilla de karité ayuda a promover la producción de colágenos, la proteína estructural principal en la construcción del tejido conectivo.

Esto promueve la fuerza de la piel y el crecimiento y al mismo tiempo retiene los aceites naturales.

Protección UV– La composición de la mantequilla de karité y sus antioxidantes ayudan a protegernos contra la creación de radicales libres por la radiación ultravioleta (UV).

Es interesante observar el tipo de alimentos que estamos dispuestos a colocar en nuestras bocas o en nuestros cuerpos. Si algo es seguro para tu piel ¿Lo comerías?  Si es seguro ingerirlo, ¿Estarías seguro de usarlo en tu piel?

Calidad

mantequilla-de-karite

La mayoría de los productos a base karité que puedes conseguir y comprar vienen en varios grados y calidades, así que ¿Cómo encontrar la opción correcta?

La mantequilla de karité sin refinar o pura se prepara sin usar productos químicos o conservantes.

La mantequilla de karité es naturalmente de color beige o color marfil y su olor es similar a la nuez.

Por otro lado, la version refinada tiende a ser blanca y no poseer olor.

Mientras que una puede parecer mejor en la superficie, la mantequilla refinada de karité carece de los beneficios que posee la cruda.

La mantequilla de karité también se divide en varios grados, “A” a “E”.

El grado “A” de la mantequilla de karité es de más alta calidad, crudo y sin refinar. Y mientras mas cerca se encuentre del grado “E” más procesado se encuentra.

Pensamientos Finales

Mantequilla-de-karité-en-crema

Como la mayoría de los productos, la mantequilla de karite viene en una variedad de precios y calidades.

Como se mencionó anteriormente, la mejor opción para consumir es la mantequilla de karité cruda o pura sin refinar para que de esta manera este seguro de que no ha sido alterada químicamente y que tampoco le hayan disminuido su valor nutricional a través del proceso de refinamiento.

Mientras que los que tienen alergia a las nueces debe abstenerse del uso de karite. Hay poca información que indique que los productos de nuez de karité inducen reacciones alérgicas.


¿Utilizas mantequilla de karité para cocinar? Me encantaría escuchar tu opinión! Deja un comentario.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...

También te podría interesar...

Leave a Reply