Vanadio (V)

El vanadio es un elemento químico presente en la Tabla Periódica con el símbolo V. Es un metal blando, dúctil y poco abundante, de color gris plateado. Se encuentra en diferentes minerales y se utiliza primordialmente en algunas aleaciones. Su nombre viene de la deidad escandinava Vanadis , que es la diosa del amor, la fertilidad y la belleza.

Este mineral es utilizado fundamentalmente para crear aleaciones de aceros específicos. El pentóxido de vanadio es utilizado como catalizador para la elaboración de ácido sulfúrico. El vanadio se encuentra en muchos seres vivos, siendo utilizado como eje activo de las enzimas.

Es un micronutriente esencial, esto significa, que el cuerpo lo necesitarlo, pero en pequeñas dosis. En el plasma sanguíneo, está presente en la forma de complejo ferritina-vanadica o transferrina-vanadica.

Función

Investigaciones han revelado que algunos derivados del vanadio, pueden mejorar los síntomas de la diabetes, puesto que esta sustancia favorece a la actividad de la insulina.

  • Favorece la recuperación corporal, ocasionada por la intoxicación de comidas y otras infecciones.
  • En estudios que se han hecho de lugares donde la tierra contiene gran cantidad de vanadio y selenio, se determinó que existe menor índice de enfermedades relacionadas con el corazón.
  • Disminuye la producción de colesterol, es decir que tiene un gran potencial de reducir los niveles de colesterol en el organismo.
  • Posee un papel protagónico en el proceso de crecimiento y reproducción, metabolismo del calcio, equilibrio del nivel de la sacarosa en la sangre y la elaboración de los glóbulos rojos en la sangre.
  • Es estimulante junto con una enzima de producción, en el crecimiento de huesos y dientes.

Dosis diaria recomendada

No existe con exactitud una información bien precisa de cuanto Vanadio necesitan las personas ingerir diariamente, pero las estimaciones ondean entre 10 a 30 mcg al día.

Alimentos que lo contienen

Trigo sarraceno contiene 100 mcg / 100 g
Perejil contienen 80 mcg / 100 g
Soja contiene 70 mcg / 100 g

Otros alimento lo contienen en menor cantidad tales como: pimienta negra, vino, cerveza, avena, aceite de maní, zanahoria, ajo, col, judías verdes, camarón, cangrejo y langosta

Déficit de Vanadio

La deficiencia de vanadio puede conducir a padecer de aterosclerosis y diabetes mellitus, siendo esta última una concentración alta de glucosa en la sangre (hiperglicemia) de manera constante o crónica.

Otro potencial peligro de éste mineral es el de sus supuestos beneficios. Puesto que el vanadio regula el azúcar en la sangre de las personas diabéticas, también podría ocasionarles un posible descenso peligroso en sus niveles de azúcar en la sangre (hipoglicemia). Por este motivo, se sugiere la supervisión médica antes de utilizar el vanadio como suplemento para combinarlo con medicamentos convencionales, en el tratamiento de la diabetes.

Exceso de Vanadio

Investigaciones científicas hechas en animales y humanos revelan que el vanadio si es ingerido en grandes cantidades, puede acumularse en el organismo y producir efectos tóxicos.

La sobredosis de vanadio puede ocurrir en individuos que trabajan en plantas de combustible, de vidrio y asfalto. El exceso de éste oligoelemento puede llevar a enfermedades inflamatorias de la piel, los ojos y las vías respiratorias. También puede ocasionar: problemas en el funcionamiento de los riñones, dermatitis, anemia, dolor abdominal, tono verdoso en la lengua, náuseas y vómitos.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votes, average: 3.75 out of 5)
Loading...