Molibdeno (Mo)

El molibdeno es un nutriente esencial para nuestro organismo, pero mucho menos conocido que otros minerales, es un micromineral ya que se caracteriza por ser traza, de manera que es un nutriente imprescindible pero necesario en menores proporciones; es más conocido, por ser indispensable en el metabolismo y absorción intestinal del hierro. Su símbolo químico es Mo, se encuentra en forma de molibdatos en el agua de mar y los seres vivos pueden absorberlo fácilmente de esta forma.

La dieta del ser humano es muy baja en molibdato por lo que se necesitan suplementos a base de este mineral, en el organismo están presentes en promedio 9mg de este elemento y se encuentra principalmente en los riñones, el hígado, las glándulas suprarrenales y el intestino delgado. La concentración de molibdeno en la sangre varía con la ingesta, pero tiene una media de 5 ng/ml; el cuerpo lo excreta con facilidad en forma de molibdato.

Función

El Molibdeno realiza diversas funciones que son importantes para nuestro cuerpo, como: participar en el metabolismo del ácido úrico y el azufre, participa en sistemas enzimáticos relacionados con el metabolismo del alcohol, drogas y toxinas, ayuda a que la xantina-oxidasa (enzima responsable del metabolismo del hierro) funcione correctamente, es esencial para la producción de ácido úrico, el cual se encuentra en la sangre y en la orina, interviene en la correcta función sexual en el hombre

Entre otros beneficios funcionales, el molibdeno también ayuda a detoxificar el exceso de cobre en el organismo, ayudando a su eliminación del molibdeno.

Dosis diaria recomendada

Se consideran seguras dosis de hasta 600 µg de molibdeno al día en adultos, por otro lado en los niños la cantidad es inferior y se corresponde a 10 µg de molibdeno por kilo de peso corporal al día. La evaluación de la ingesta diaria no es sencilla ya que las tablas de contenidos nutricionale son reflejan información sobre este mineral, lo mismo sucede con muchos de los oligoelementos que se han descubierto recientemente. Su absorción está en torno al 50-70 %. La semivida biológica del molibdeno en plasma es de unas 8 horas.

Alimentos que lo contienen

En la lista siguiente lista de alimentos se detalla el contenido de Molibdeno por cada 100 g.

  • Germen de trigo (200 µg / 0,000200 %)
  • Hígado (200 µg/ 0,000200 %)
  • Lentejas (120 µg / 0,000120 %)
  • Semillas de girasol (103 µg/ 0,000103 %)
  • Riñones (75 µg/ 0,000075 %)
  • Pasta (51 µg/ 0,000051 %)
  • Huevos (50 µg/ 0,000050 %)
  • Arroz (47 µg/ 0,000047 %)
  • Pollo (40 µg/ 0,000040 %)
  • Pan integral (25 µg/ 0,000025 %)
  • Patatas (25 µg/ 0,000025 %)
  • Mariscos (20 µg/ 0,000020 %)
  • Albaricoques (14 µg/ 0,000014 %)

Déficit de molibdeno

La falta de molibdeno en nuestro organismo se manifiesta por alteraciones del pulso cardíaco, mayor propensión a padecer caries dentales, impotencia sexual masculina e Irritabilidad nerviosa.
Sin embargo, no se han observado grandes deficiencias de este micromineral debido fundamentalmente a que el cuerpo humano únicamente lo necesita en pequeñas cantidades
Las causas que favorecen su deficiencia son el consumo predominante de alimentos cultivados en suelos ácidos o arenosos, consumo excesivo de alimentos refinados, procesados yricos en Cobre y alimentación escasa e inadecuada.

Exceso de molibdeno

El molibdeno y sus compuestos son altamente tóxicos, una alta exposición a este mineral puede generar disfunción hepática con hiperbilirubinemia, otras características de un exceso de este mineral son dolores de la articulación de las rodillas, manos, pies, deformidades en las articulaciones, eritemas, y edema de las zonas de articulación.
En los casos crónicos, se evidencian diarreas, alteraciones del crecimiento y anemia.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votes, average: 3.00 out of 5)
Loading...