Fenilalanina

La Fenilalanina es uno de los 9 aminoácidos esenciales de los 20 que tienen nuestras células, el cual nuestro cuerpo no lo puede producir, por ende se debe consumir a través de los alimentos o suplementos. Se abrevia frecuentemente con las letras Phe o F.

Este aminoácido contiene un anillo bencénico en su cadena lateral, siendo por tanto uno de los aminoácidos aromáticos neutro. Su uso excesivo produce efectos laxantes, junto con el triptófano y la tirosina. Se puede convertir, a través de una reacción catalizada por la enzima fenilalanina hidroxilasa, en Tirosina.

La fenilalanina se encuentra primordialmente en alimentos abundantes en proteínas; tanto de origen animal como: pescado, carnes rojas, huevos y productos lácteos; y de origen vegetal como: garbanzos espárragos, lentejas, maní, dulces y soya. Igualmente se encuentra en muchas de las drogas psicotrópicas utilizadas regularmente.

La fenilalanina tiene la capacidad de bloquear las enzimas encefalinasas del sistema nervioso central, que generalmente se encargan de degradar las hormonas llamadas encefalinas y endorfinas, actuando como potentes analgésicos endógenos.

Funciones

Su función reside en mantener dinámico nuestro cerebro, provocando mensajes químicos a través de neurotransmisores, promoviendo la memoria y el aprendizaje.

También se encarga de conservar un buen estado anímico, logrando incrementar el nivel de endorfinas en nuestro organismo. De tal manera, que el consumo de alimentos con fenilalanina, puede ser efectivo para disminuir los síntomas del Alzheimer y de la depresión.

La fenilalanina y la tirosina son fundamentales para elaborar la tiroxina, que es una hormona facultada del buen funcionamiento de la glándula tiroides, que opera todo el metabolismo del cuerpo.

La fenilalanina junto con el triptófano, intervienen en la regulación del apetito. Lo realiza a través de liberar una hormona intestinal llamada colecistocinina, encargada de enviar la señal de saciedad, después de consumir alimentos.

La fenilalanina es una sustancia importante en la formación del colágeno de nuestro organismo, ayudando a conseguir un tejido conectivo en adecuadas condiciones y buenas condiciones de nuestra piel. Útil para disminuir de lunares, manchas en la piel y pecas.

Dosis diaria recomendada

Se recomienda una ingesta media diaria de 100 mg/día por kilogramo de peso corporal.

Alimentos que lo contienen

  • Carne de pavo, res, hígado, pollo, tocino y gelatina contienen más de 1000 mg de fenilalanina (F) por porción de 3 onzas.
  • Cangrejo, atún, bacalao, langosta, casi 1.000 mg de F / 100g.
  • Leche y queso, más de 1.000 mg de F / 100 g.
  • Un huevo, más de 500 mg de F.
  • Cinco nueces, 540 mg.
  • 10 almendras, 980 mg de F.
  • 30 cacahuates tostados, 1.400 mg de F.
  • La mantequilla de maní, más de 1.000 mg de F por casi una onza.
  • Lentejas y garbanzos, aproximadamente 400 mg de F / 100 g.
  • Aspartamo, 50 mg de F / 100 mg

Déficit de Fenilalanina

Entre los posibles trastornos que produce en el organismo, tenemos: alteraciones del ritmo cardíaco, falta de reflejos y reacción, alcaptonuria enfermedad hereditaria que ocasiona orinas frecuentes y negruzcas, cálculos renales y la enfermedad genética llamada fenilcetonuria, basada en la carencia de la enzima dihidropterina reductasa o de la fenilalanina hidroxilasa, que puede afectar gravemente al cerebro durante el desarrollo y el crecimiento.

Exceso de Fenilalanina

La fenilcetonuria es una enfermedad fundamentada con el exceso del aminoácido fenilamina en el organismo, por la incapacidad para degradarlo. Se trata de una enfermedad congénita debida a la inactividad o ausencia de la enzima llamada fenilalanina hidroxilasa. En donde la fenilalanina no se transforma en tirosina y se almacena en los tejidos y la sangre del organismo, afectando de forma grave al sistema nervioso central, ocasionando graves alteraciones cerebrales con retraso psicomotor y de crecimiento, mayormente durante la infancia. El exceso de este aminoácido se convierte en fenilpiruvato, una sustancia dañina que se excreta por la orina.

En otros casos el exceso de este aminoácido puede ocasionar excepcionalmente: náuseas, vómitos, diarreas. Fiebre, vértigo y dolor de cabeza.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votes, average: 3.50 out of 5)
Loading...