Cobalto (Co)

El cobalto es un mineral indispensable en el ser humano, tiene propiedades químicas similares al hierro y al níquel, su símbolo en la tabla periódica se representa como Co, este se encuentra disperso en el ambiente por lo que su absorción es bastante sencilla, ya sea por medio de la respiración, deber agua, tocar el suelo o comer.

Es un componente primordial de la vitamina B12. Su retención es por medio de los glóbulos rojos de la sangre y en menor presencia en el hígado, el páncreas, el bazo y los riñones.

Existen formas radioactivas y no radioactivas de cobalto. El no radiactivo se conoce como “estable” y se utiliza para aleaciones de metales, articulaciones artificiales para rodilla y cadera, entre otros. Los isotopos radiactivos principales son el 60Co y el 57Co, este último es utilizado para el tratamiento de pacientes con cáncer por medio de la radioterapia.

Función

El cobalto es esencial para el correcto desempeño de la vitamina B12, también para el trabajo de las células rojas ya que interviene en el metabolismo de hierro y hematopoyesis, por lo que es altamente útil para tratar la anemia en mujeres embarazadas por medio de la estimulación de los reticulocitos, colabora en la disminución del azúcar en la sangre ya que guarda relación con la insulina y el zinc, interviene en la fecundidad y en las síntesis de la timidina (que forma parte del ADN) y de la colina y la metionina (factores lipótropos (capaces de fijarse de forma selectiva sobre el tejido adiposo) y hepatoprotectores (protectores del hígado).

Produce efectos simpaticolíticos ya que actúa inhibiendo los efectos del sistema nervioso simpático, también es antagonista de la adrenalina y de la actividad de la penicilina.
También es utilizado para tratar enfermedades como diabetes, espasmos digestivos, migrañas, neuritis, trombosis y trastornos del hígado.

Dosis diaria recomendada

La fuente principal de Cobalto para el cuerpo humano son los alimentos, en promedio una persona debe consumir 11 µg de este mineral al día en la dieta ya que dentro de ella está incluida la vitamina B12 que se encuentra en productos derivados de la leche y carnes.

En el aire se encuentran en cobalto en muy baja proporción, menor a 2 ng/m3, por lo que la cantidad que se inhala es muy baja en comparación con la que se ingiere, se pueden respirar altos niveles de cobalto en polvo si se vive en áreas cercanas industrias que lo empleen en sus procesos de producción.

Alimentos que la contienen

Cuando las plantas crecen sobre suelos contaminados estas acumularán muy pequeñas partículas de Cobalto, especialmente en las partes de la planta que se consumen, como son los frutos y las semillas.

Los principales alimento que contienen el mineral Cobalto son los siguientes:

  • Carne 2%
  • Hígado 1.3%
  • Leche 4%
  • Ostras 10%
  • Pescados 5%
  • Quesos 4%
  • Riñones 1.5%
  • Cebolla 3%
  • Cereales Integrales 0.3%
  • Germen de trigo 3%
  • Legumbres 2.5%
  • Levadura de cerveza (entre 1% y 4%)
  • Plantas verdes 5%
  • Avellanas 3%
  • Nueces 1%

Déficit de Cobalto

La falta de Cobalto en nuestro sistema se reconoce por trastornos hepáticos, alteración de las células rojas de la sangre, anemias, problemas neurológicos y falta de crecimiento, todo esto se ve favorecido si existe una mala absorción de la vitamina B12 o si se lleva una alimentación basada en un régimen vegetariano.

Exceso de Cobalto

Ya que el cobalto puede ser ingerido por medio del sistema digestivo y respiratorio, al ser consumido se abre paso hacia el estómago para llegar a los intestinos y de este modo se absorbe la cantidad necesaria requerida por el cuerpo y de haber algún exceso este es excretado por medio de las heces o en caso de ser inhalado el proceso de eliminación dependerá de que tan rápido se disuelva en la sangre, si se disocia de manera rápida, este pasara al torrente sanguíneo y será transportado a los distintos tejidos del cuerpo permitiendo su próxima liberación por medio de la orina, en caso contrario permanecerá más tiempo en los pulmones dando paso a efectos colaterales como asma o neumonía, esto pasa con más frecuencia en personas que trabajan directamente con Cobalto por lo que deben ser sometidas a constantes evaluaciones.

Una intoxicación por cobalto puede causar nauseas, vómito, diarrea, dificultades visuales, miocardiopatia, hipotiroidismo, esterilidad, hemorragias, aumento de glóbulos rojos con mucha hemoglobina por lo que se torna la sangre muy espesa y finalmente la muerte.

Cuando se tratan anemias infantiles suelen utilizarse dosis altas de cobalto de entre 25 y 30mg por día, lo que conlleva a problemas de hiperplasia tiroidea e insuficiencia cardíaca en el lactante.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...