Azufre (S)

El azufre es una sustancia química no metálica, cuyo símbolo en la tabla periódica corresponde a la letra S. Es un no metal abundante con un olor particular y un color amarillento, anaranjado o amarronado. Arde en presencia del oxígeno creando una llama de color azul, produciendo dióxido de azufre. Es un elemento multivalente pues sus estados de oxidación son: -2, +2, +4, +6.

El azufre se encuentra en forma originaria en regiones volcánicas y en sus formas combinadas sulfosales y sulfuros, así como también en sulfatos o estructuras oxidadas. Es un elemento químico esencial integrante de los aminoácidos: metionina y cisteína , por lo tanto, necesario para la síntesis de las proteínas existentes en todos los organismos vivos. Se utiliza industrialmente en la fabricación de pólvora, fertilizantes, fungicida, blanqueador de papel, exfoliante, fósforos y laxantes.

Puesto que el azufre se halla en la queratina, que es una sustancia proteínica presente en todas las células, pero especialmente en las de la piel, pelo y uñas, este participa en la síntesis del colágeno.
También contribuye en el metabolismo de los carbohidratos o azucares y de los lípidos o grasas.

Función

Dicha sustancia desempeña actividades indispensables para nuestro bienestar. Puesto que, si lo tomamos como suplemento natural en caso de requerirlo, favoreceremos al organismo obteniendo diversas ventajas como la mejora de la función del hígado y contribución a la purificación normal del individuo, además calma las dolencias causadas por las enfermedades reumáticas y regula los niveles de azúcar en el flujo sanguíneo, sumado a esto perfecciona la actividad estomacal.

De igual manera el azufre favorece en la oxigenación cerebral, regula el sistema nervioso y optimiza la asimilación de las grasas y de los hidratos de carbono. Esta sustancia tanto si forma parte de los elementos de los artículos de belleza, como si lo consumimos con los alimentos, nos permite cuidar la salud de la piel, las uñas y el cabello, debido a que promueve la formación de la queratina y el colágeno, los cuales regeneran la consistencia y tonicidad de la piel, ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en la piel, disminuye las erupciones y las alteraciones epidérmicas. Además combate las bacterias y los hongos, reduce el acné, homogeneiza la pigmentación de la piel, fortalece las uñas y el cabello.

Dosis diaria recomendada

Para este mineral no se tienen sugerencias de su ingesta diaria, No obstante, con una dieta relativamente equilibrada se evita su deficiencia.
Aunque no hay una cantidad diaria recomendada oficialmente para el azufre, es un nutriente crítico. La ingesta diaria para una persona sana es generalmente 800 a 900 miligramos de azufre por día.
Ciertas condiciones de salud, tales como artritis y trastornos del hígado, puede ser mejorada mediante el aumento del consumo de azufre a 1.500 miligramos por día en forma de suplemento conocido como metilsulfonilmetano.

Alimentos que lo contienen

Si no padecemos ningún trastorno pero queremos aumentar el uso de azufre, lo más natural y efectivo es aumentar la ingesta de aquellos alimentos que lo contienen, tales como:

  • Ajo (2.10gr)
  • Pepino (0.80gr)
  • Mango (3.5gr)
  • Pomelo (5.10gr)
  • Espinacas (10gr)
  • Yema de huevo cruda (0.10gr)
  • Carne (3.10gr)
  • Pescado y marisco (3gr)
  • Levadura de cerveza (8.10gr)
  • Mostaza (0.50gr)
  • Cebolla (0.80gr)
  • Brócoli (0.60gr)
  • Col (1.10gr)
  • Espárrago (2.10gr)
  • Zanahoria (1.10gr)
  • Manzana (10gr)
  • Ciruela (10gr)
  • Semillas de girasol (0.8gr)
  • Queso (1.10gr)

Déficit de Azufre

A pesar de que es muy raro, la carencia de azufre en el cuerpo, la misma se observa expresada en una demora en su desarrollo, como consecuencia de su conexión con la producción de las proteínas.

De acuerdo a lo anteriormente expuesto, el empleo de azufre como aditamento o el aumento del consumo de alimentos ricos en azufre se sugiere, especialmente, a aquellos individuos que padecen alguno de los siguientes desequilibrios: Niveles altos de colesterol o triglicéridos, trastornos nerviosos como angustia, tensión nerviosa, desaliento, abatimiento, desánimo, desesperanza, enfermedad del dolor, enfermedades reumáticas, acné, dermatitis, alopecia, diabetes, psoriasis, alergias, enfermedades autoinmunes, congestión hepática e inconvenientes al momento de asimilar los nutrientes necesarios para el organismo.

La carencia de azufre ocasiona la presencia de síntomas como desajustes en la síntesis del colágeno, dolor en las articulaciones y desajustes de la función hepática.

Exceso de Azufre

Al igual que su carencia, demasiado azufre también puede ocasionar dificultad en el desarrollo, ya que es un mineral que está muy unido a las proteínas. Si el exceso viene dado por la alimentación no se califica como tóxico, exclusivamente se considera como tal, si se corresponde al empleo de azufre inorgánico a través de otros productos.

El Azufre causa daño severo a la salud humana, cuando el ser humano está expuesto permanentemente a diversos contaminantes que se localizan en el aire, tanto en espacios externos como internos, en especial en las ciudades o centros poblados y en lugares próximos a ejes fabriles y manufactureros o métodos correspondientes a la minería.

1 estrellas2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votes, average: 3.50 out of 5)
Loading...